Cómo hacer Gambas en Conserva
Read Time:5 Minute, 1 Second

Cómo hacer Gambas en Conserva

0 0

Quieres saber cómo hacer gambas en conserva en tu casa? Es una forma deliciosa y práctica de disfrutar de las gambas durante todo el año. En este artículo, te enseñaremos cómo preparar una exquisita conserva de gambas en casa. ¿Preparado para descubrir una nueva forma de disfrutar de este sabroso marisco?

Variedades de Gambas y su idoneidad para Conservas

En las pescaderías españolas, puedes encontrar una amplia variedad de gambas frescas y deliciosas. Algunas de las más comunes son:

  1. Gamba Roja: Aristeus antennatusEsta variedad destaca por su intenso sabor y su carne tierna y jugosa. Aunque su precio es más elevado, su sabor excepcional la convierte en una excelente elección para la conserva de gambas.
  2. Gamba Blanca:Penaeus vannamei Reconocida por su suave textura y sabor delicado, la gamba blanca es otra opción popular. Es ideal para aquellos que prefieren un sabor más sutil en su conserva de gambas.
  3. Gamba de HuelvaParapenaeus longirostris: Procedente de la costa de Huelva, esta gamba es reconocida por su gran tamaño y su carne firme y sabrosa. Su generosa cantidad de carne la hace perfecta para las conservas.

Valores Nutricionales y Calorías de la Conserva de Gambas

Además de su delicioso sabor, la conserva de gambas también es una opción nutricionalmente equilibrada. A continuación, te presentamos los valores nutricionales aproximados y las kilocalorías por cada 100 gramos de esta delicia marina:

  • Calorías: La conserva de gambas suele tener alrededor de 90-100 kilocalorías por cada 100 gramos, lo que la convierte en una opción ligera y saludable.
  • Proteínas: Este marisco es una excelente fuente de proteínas de alta calidad. Las gambas en conserva contienen aproximadamente 20 gramos de proteínas por cada 100 gramos.
  • Grasas: Aunque las gambas contienen algo de grasa, su contenido es relativamente bajo. La conserva de gambas contiene aproximadamente 2-3 gramos de grasa por cada 100 gramos.
  • Vitaminas y Minerales: Las gambas son una fuente importante de minerales como el hierro, el zinc y el yodo. También son ricas en vitaminas del grupo B, que son esenciales para el funcionamiento adecuado del organismo.

Receta casera de Gambas en conserva

Ingredientes:

  • 500 gramos de gambas frescas
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de sal
  • 2 hojas de laurel
  • 4 granos de pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Tarros de conserva esterilizados

Pasos:

  1. Limpia las gambas: Retira las cabezas y las cáscaras de las gambas, dejando solo la cola. Puedes reservar las cabezas y cáscaras para hacer un caldo de gambas si lo deseas.
  2. Cocina las gambas: En una olla grande, lleva el agua a ebullición y agrega la sal, el laurel y los granos de pimienta. Añade las gambas y cocínalas durante 2-3 minutos hasta que estén rosadas y cocidas. No las cocines en exceso, ya que terminarán de cocinarse durante el proceso de conservación.
  3. Enfría las gambas: Retira las gambas del agua caliente y sumérgelas inmediatamente en un recipiente con agua fría y hielo para detener la cocción. Esto ayudará a mantener su textura y sabor.
  4. Pelar las gambas: Una vez que las gambas estén frías, pela cuidadosamente la cáscara de la cola. Puedes dejar la última sección de la cáscara y la punta de la cola para decoración si lo deseas.
  5. Prepara los tarros de conserva: Asegúrate de que los tarros de conserva estén completamente limpios y esterilizados. Puedes esterilizarlos hirviéndolos en agua caliente durante unos minutos o utilizando un esterilizador de tarros.
  6. Coloca las gambas en los tarros: Acomoda las gambas peladas en los tarros de conserva, llenándolos hasta aproximadamente 3/4 de su capacidad. Asegúrate de dejar suficiente espacio para cubrir las gambas con aceite.
  7. Cubre con aceite de oliva: Vierte aceite de oliva virgen extra en los tarros, asegurándote de que las gambas estén completamente cubiertas. El aceite actuará como una barrera protectora y ayudará a preservar las gambas.
  8. Cierra los tarros herméticamente: Asegúrate de que las tapas estén bien cerradas y selladas para evitar cualquier contaminación.
  9. Almacena en un lugar fresco y oscuro: Guarda los tarros en un lugar fresco y oscuro, como una despensa o alacena. Permite que las gambas se conserven durante al menos 2 semanas antes de consumirlas, para que los sabores se desarrollen adecuadamente.

¡Y eso es todo! Ahora tienes tus deliciosas gambas en conserva listas para disfrutar en cualquier momento. Recuerda que una vez abierto el tarro, debes refrigerar las gambas y consumirlas en un plazo de 3-4 días. ¡Disfruta de esta exquisita receta casera de conserva de gambas!

Procedencia de las gambas de los supermercados

Algunas de las principales fuentes de importación de gambas en España son:

  1. Marruecos: Marruecos es uno de los principales proveedores de gambas para España. Las gambas provenientes de la costa marroquí, como la Gamba Roja de Marruecos (Aristeus antennatus), son muy apreciadas por su calidad y sabor.
  2. Argentina: Argentina también es un país de origen importante para las importaciones de gambas en España. Las gambas argentinas, como la Gamba Roja Argentina (Pleoticus muelleri), son populares en el mercado español.
  3. Ecuador: Ecuador es reconocido como uno de los principales productores y exportadores de gambas a nivel mundial. Las gambas ecuatorianas, como la Gamba Blanca (Penaeus vannamei), son ampliamente importadas y consumidas en España.
  4. India: India es otro país que suministra gambas a España. Las gambas indias, como la Gamba Blanca del Pacífico (Penaeus indicus), son apreciadas por su tamaño y sabor.

Es importante tener en cuenta que las importaciones de gambas pueden variar con el tiempo debido a diferentes factores, como cambios en la disponibilidad, regulaciones comerciales y preferencias del mercado. Para obtener información actualizada sobre las mayores importaciones de gambas en España, te recomendaría consultar fuentes especializadas en comercio y estadísticas de importación del sector pesquero.

¡Es hora de poner manos a la obra! Sigue los pasos cuidadosamente y disfruta de este manjar marinero durante todo el año. Recuerda que la calidad de las gambas y el proceso de conservación son fundamentales para obtener un resultado óptimo. ¡No te pierdas la oportunidad de deleitar a tus seres queridos con este exquisito plato en cualquier ocasión!

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada anterior Cómo hacer conserva de lentejas
Entrada siguiente Cómo hacer Seitán en casa